dijous, 29 de juny de 2017

Vall d´Hebron factura urgencias a menores y embarazadas


El pasado 3 de abril una mujer salvadoreña embarazada acudió a urgencias de ginecología del Vall d´Hebron por molestias relacionadas con su embarazo. Todavía no había podido empadronarse en Barcelona ni pedir su Tarjeta Sanitaria. En el servicio de urgencias le dijeron que la iban a atender, pero en lugar de preguntarle si residía en Catalunya y si tenía un seguro médico que cubriera la visita urgente, le dieron una hoja en la que le pedían entregar en el plazo de 15 días su tarjeta sanitaria o le pasarían a cobrar la visita urgente.

La misma suerte corrió el pasado 18 de junio una niña de un año de edad, de nacionalidad brasileña, que ha venido a vivir a Catalunya con su madre y todavía no había podido solicitar su tarjeta sanitaria. La niña presentaba fiebre de hasta 40ºC y la madre la llevó a urgencias de pediatría del Vall d’Hebron. Aunque es una menor de edad, el hospital le entregó el mismo documento, en el que se le pide que envíe los datos de su tarjeta sanitaria en el plazo de 15 días o se le cobrará la visita urgente.

 

















En ambos casos el documento entregado por el hospital ni siquiera especifica cual es la tarifa que le aplicarán por la atención urgente recibida. Al firmar este compromiso de pago, las afectadas estaban firmando un cheque en blanco para el hospital.

Estas actuaciones son contrarias al Real Decreto 16/2012, que garantiza la atención a los menores de edad en las mismas condiciones que los españoles, y a las embarazadas durante la gestación, parto y postparto.

También son contrarias a la Resolució del CatSalut sobre facturación de las urgencias, en la que se determina que la atención urgente a menores y embarazadas será a cargo económico del CatSalut, siempre que la persona atendida firme un formulario declarando que no posee un seguro médico que cubra dicha atención. En ninguno de estos dos casos que denunciamos se ofreció dicho formulario a las personas atendidas.

La facturación indebida en los hospitales públicos del ICS no es un hecho aislado del Vall d’Hebron. En Diciembre del 2016 la PASUCat denunció que el hospital Joan XXIII de Tarragona, del ICS, había cobrado la atención urgente a un menor de edad.

A raíz de esta denuncia, el Institut Catalá de la Salut reconoció que ninguno de sus hospitales estaba aplicando el protocolo de facturación del CatSalut  y se comprometió a empezar a aplicar los protocolos. Seis meses después hemos comprobado que el Vall d`Hebron sigue sin aplicarlos, incluso cuando se trata de menores o embarazadas.

Hace ya un año que el Consorci Sanitari de Barcelona, junto con el Ajuntament de Barcelona, publicó el “Algoritmo de Accesibilidad a los Servicios Sanitarios de Urgencias” . Desde la PASUCat hemos comprobado que los principales hospitales pediátricos de Barcelona NO han aplicado dicho protocolo, emitiendo facturas por la atención urgente a menores de edad. Además del caso del Hospital Vall d’Hebron que denunciamos ahora, e l pasado verano tuvimos que intervenir para cancelar unas facturas a un menor en el hospital Sant Pau, y en el último mes hemos denunciado que el Hospital Sant Joan de Dèu no aplica los protocolos del CatSalut;_  también hemos denunciado un caso grave de facturación en el Hospital del Mar sufrido por una familia argentina  a la que les quisieron cobrar hasta 5000 euros por atender a su hijo en urgencias.


Solicitamos a la dirección del Hospital Vall d`Hebron, al Ajuntament de Barcelona, al Institut Catalá de la Salut y al CatSalut que tomen las medidas pertinentes para que éste y el resto de hospitales públicos del ICS cumplan con la normativa del CatSalut que garantiza el derecho básico a la atención urgente, especialmente en el caso de menores y embarazadas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada