dijous, 30 de març de 2017

Las personas españolas también son víctimas de la exclusión sanitaria

Facturación a las bravas por no llevar encima la TSI cuando vas a urgencias.

Desde que en 2012 entró en vigor el Real Decreto 16/2012, la exclusión sanitaria no conoce de fronteras ni nacionalidades. Al acabar con la universalidad de la sanidad, cualquier persona que no demuestre ser asegurado del INSS puede quedar excluído, ya sea una persona española o extranjera, con o sin "papeles". 
Incluso los derechos más básicos son vulnerados, como el derecho a la atención urgente, la atención a los menores y a embarazadas... Estos derechos deberían estan asegurados si se cumplieran las leyes catalanas y españolas amparadas en los acuerdos internacionales en materia de salud. 

Así está pasando en Barcelona, donde en el pasado mes de febrero se ha producido un nuevo caso de facturación indebida en el servicio de Urgencias del Hospital Clinic 



En esta ocasión la afectada fue una ciudadana española, una mujer española, que  acudió al hospital y presentó su DNI como documento acreditativo de su identidad. En  ese momento no llevaba encima la tarjeta sanitaria de su comunidad autónoma, ni otro documento que acreditara que es asegurada del INSS. 


Tras ser atendida en urgencias, le entregaron y cobraron una factura, de 223 euros, junto a un documento explicativo sobre el protocolo de la facturación en urgencias. 







Una vez más se llevó a cabo una facturación y cobro inadecuados por no respetar el protocolo de facturación  según el cual el CatSalut se hace cargo de la atención urgente de las personas aseguradas del Sistema Nacional de Salud, siempre no haya un tercer responsable (accidente laboral, de tráfico...)


En casos como éste, el Clínic  procede a cobrar la atención urgente, y sólo a aquellas personas que regresen otro día aportando su tarjeta sanitaria o su número del INSS se les devuelve el dinero. Sería más adecuado firmar un "compromiso de entrega de la documentación pendiente", sin cobrar la asistencia.




Como otros casos que han llegado a la PASUcat, la paciente ha presentado una reclamación ante el servicio de urgencias y ha dado resultado. El Hospital Clinic reconoce el error al facturar y cobrar esta urgencia y se ha devuleto  el dinero cobrado por la asistencia.

Esta facturación indebida en el hospital Clinic no es un hecho aislado. En las últimas semanas hemos tenido conocimiento de cuatro casos de facturación indebida en las Urgencias del  Hospital Clínic de Barcelona, y en todos hemos tenido que intervenir  para que se cancele la factura.


La PASUCat había presentado hace meses una queja al CatSalut por las facturas ilegales en este hospital, pero la respuesta del hospital fue negar hechos, pidiendo pruebas concretas y argumentando que nos basábamos en rumorología. Nada ha cambiado desde entonces, el afán recaudatorio del Clínic y otros hospitales públicos de gestión privada provoca que se priorice el cobro de la atención urgente antes que garantizar el derecho a la atención urgente.

Es muy importante que sigamos denunciando casos como éste y otros que suceden  frecuentemente en nuestros hospitales, CAPs y CUAPs. No son casos aislados. No son rumores. Son situaciones reales y muy injustas. Y ponen en riesgo la salud y la vida de todas nosotras. 

Desde la PASUcat y JoSiSanitatUniversal, seguimos trabajando para dar testimonio y actuar  en contra de la exclusión sanitaria que todos y todas seguimos viviendo en nuestras ciudades.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada