dijous, 16 de febrer de 2017

Continúa la facturación ilegal en las Urgencias de Catalunya

Desde septiembre del 2012 con la entrada en vigor del Real Decreto 16/2012, la plataforma PASUCat y Jo Sí Sanitat Universal  hemos denunciado que en Catalunya se han estado cobrando las urgencias a las personas extranjeras residentes en Catalunya. 
Esta facturación continúa hoy en día por la mala aplicación del protocolo de Facturación  del CatSalut que no ha conseguido garantizar el derecho a la atención urgente gratuita a las personas sin recursos, así como para los menores y las embarazadas.

 


En estos años hemos denunciado varios casos graves, como el ocurrido en el hospital pediátrico Sant Joan de Déu de Barcelona que en Marzo del 2014 obligó a firmar un compromiso de pago a los padres de un bebé para una operación urgente de una hernia inguinal estrangulada

Este mismo hospital cobró, en Diciembre de 2015, 1400 euros a Sandra, porque su hija ingresó en Urgencias por una crisis epiléptica. Esta factura fue reclamada por la familia pero no se consiguió que se le devolviera el dinero indebidamente cobrado.





Un caso con consecuencias más graves ha sido el  de Sabrina, que en Diciembre del 2015 fue a Urgencias del Hospital del Mar porque sospechaban que tenía un tumor en el tórax.  Como no tenía tarjeta sanitaria para ser atendida le pidieron pagar un importe que no podía asumir, y tuvo que marcharse a su casa sin visitarse. Tres meses después, ya con tarjeta sanitaria  Sabrina volvió a Urgencias, siendo diagnosticada de un linfoma estadío IV,  que como no había sido tratado a tiempo  había progresado y se había extendido por todo el cuerpo.



Aunque el nuevo protocolo del CatSalut se ha aplicado en unas 1000 visitas urgentes en toda Catalunya en el último trimestre del 2016, los hospitales y sindicatos denuncian que su  implementación ha sido muy deficiente, y se sigue facturando la visita urgente en contra de lo establecido por dicho protocolo.

Se ha facturado a personas residentes en Catalunya cobrándoles como si fueran turistas. Así lo reconoce el Institut Catalá de Salut (ICS) que no ha aplicado el protocolo en ninguno de los principales hospitales de Catalunya, facturando incluso a menores en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Tampoco siguen las instrucciones del CatSalut algunos centros de Urgencias de Atención Primaria en Barcelona, como la Clínica Plató, la Fundació Puigvert y las Urgencias Pediátricas CAPIBE del Hospital Sant Joan de Deu. 

 



En este caos existente,  continúan las facturas ilegales de Urgencias en Catalunya. En el CAP Roger de Flor de Barcelona, el  22 de diciembre a una madre de un bebé con fiebre alta le obligaron a pagar 90 euros como condición imprescindible para visitarla en urgencias. Las trataron como una turista con dinero, mientras ella tenía que pedir dinero en la sala de espera para poder pagar la urgencia de su bebé.




Otro punto negro de son los centros del Parc de Salut Mar  (Hospital del Mar y CUAP Perecamps en el Raval) donde de manera repetida se comenten errores al facturar las urgencias. La  dirección no ha tomado medidas efectivas para corregirlos, y continúan facturando como le pasó a una mujer pakistaní que el 5 de Enero acudió a Urgencias  del CUAP Peracamps. Aunque dijo que no tenía dinero se le dio una factura por 244 euros, obligándole a presentar una tarjeta sanitaria para cancelar la factura o  tendría que pagarla. 





También en Barcelona un hombre peruano acudió al CUAP Dos de Maig el 29 de Enero, donde le dijeron que tenía que pagar unos 120 euros para ser atendido, sin ofrecerle otra opción, tratándolo como si furea un turista con dinero. Pero como no tenía ese dinero se marchó sin visitarse, por suerte nos llamó y pudimos indicarle que volviera al CUAP y pidiera ser atendido como persona sin recursos, sólo en ese segundo intento el CUAP aplicó el protocolo correcto del CatSalut.

También recibimos una llamada urgente el pasado 4 de Febrero, de una mujer paraguaya, empadronada en Barcelona, que acudió a urgencias del CUAP Manso, le dijeron que si no pagaba los 105 euros de la visita no podría ser atendida. Tuvimos que hablar por teléfono con la administrativa para forzarle a cumplir la normativa del CatSalut y permitir la atención urgente de esta mujer sin recursos económicos.

Esta amarga lista se completa con el via crucis que pasó la mamá de Victoria, una mujer mayor dominicana que el 28 de Enero acudió a Urgencias del Hospital Broggi en Sant Joan Despí por una crisis hipertensiva. Le dijeron que las reglas de ese hospital obligan a pagar unos 200 euros antes incluso de una primera valoración de la urgencia sanitaria.

 Ante este panorama la familia se dio la vuelta y buscó mejor suerte en el Hospital Clinic de Barcelona, donde sí la atendieron pero le presentaron una factura tras la atención médica urgente. Tuvieron la suerte de conocer a una activista de Jo Sí Sanitat Universal que les informó de sus derechos y pidieron al Clinic firmar la declaración conforme carecen de recursos.


Desde la PASUCat y Jo Sí Sanitat Universal consideramos estos hechos de extrema gravedad.  En el caso de la atención urgente parece que prima más el afán recaudatorio de las entidades proveedoras de servicio que el velar por el derecho a la salud. Insistimos en que el CatSalut debe tomar todas las medidas necesarias para garantizar la asistencia sanitaria urgente a todas las personas residentes en Catalunya.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada